De: Yossi May <yossimay@gmail. com>
Asunto: [paginantes] MUJERES DE MI VIDA parte 24.0
Fecha: martes, 22 de junio de 2010, 3:16

MUJERES DE MI VIDA parte 24.0

A veces lamento no saber pintar, dibujar , ni siquiera un esbozo primitivo.
Pintaría un cuadro y le agregaría música dramática o tensión o de ritmo enloquecedor
que representaria los latidos de mi corazón.

Un puerta que se abre, entro a una habitación relativamente grande, seguramente grande
para un niño de cinco años. Enfrente mio en una cama que esta en el medio de la habitación
acostada una mujer, mi madre. No la distingo bien pues del otro lado de la habitación una
ventana y la claridad que entra por ella me encandila. No recuerdo cuanto tiempo no veía
a mi madre, pero me permito estimar que hacia ya varios meses no me dejaban acercar
y sino me equivoco su enfermedad comenzó cuando yo tenia un año, ya no tengo a quien
preguntar y no queda historia escrita.

No me acerco a la cama, me llevan bordeando la cama a pararme de espaldas a la ventana,
a una distancia de dos metros de la cama, No me permiten acercar, acariciar ni ser acariciado.
Mi madre toda amarilla con una terrible enfermedad seria llevada a la otra mañana a un hospital y esa vez, posiblemente seria la ultima vez que la vea. Eso es lo que me explicaba la Señora Retori, enfermera o medica de la Colonia.

Mi madre volvió después de un mes o dos, había pasado una operación de vesícula y le sacaron "las piedras" una de ella del tamaño de una nuez moscada estaba en la caja del negocio, como un amuleto que no dudo me acompaño toda la vida, hasta la fecha por lo menos.

Una de las mujeres mas importantes de mi vida habrá sido la señora Retori, no recuerdo nada de ella, ella detrás mio, teniendo sus manos sobre mis hombros, me explicaba con voz muy serena y tranquilizante la situación. Obviamente no recuerdo que me explicaba pero si tengo muy presente sus manos en mis hombros, hombros de un niño de cinco años y la fuerza que eso me dio.

Cuando yo mismo me muera estoy seguro que mas de uno recordara mi hombro o mi mano, que no son mas que las manos de la señora Retori.  Mi madre al fin y al cabo murió anciana, toda la vida tomando vitamina B12, que indirectamente me enseño que es muy legitimo tomar remedios que mantengan, mejoren el estado físico o anímico.

Es casi increíble la influencia de un instante en la vida de cada uno de nosotros. Escribiendo estas letras en el marco de mujeres de mi vida pienso que la Señora Retori (me encantaría esto llegue a sus hijos o nietos) en esos, estimo cinco minutos, tuvo mas influencia en mi vida que amistades de cuarenta años o jefes de trabajo o incluso amantes. No tengo ningún interés en desvalorizar a las demás figuras, pero si resaltar a esta señora

Yossi May, 22-06-2010 , visperas del cumple 61.



--
yossi may (julio)
leer mas? mio y de otros a elegir
http://juliomay. spaces.live. com/
http://diarios. izcallibur. com/siguelboim/ los_tesoros_ de_yossi_ may/
http://paginantes. blogspot. com/
http://muestrariode palabras. blogspot. com/
http://revistacuis. googlepages. com/
http://www.fantasia sdelquijote. com.ar/paginante s.htm
http://www.freewebs .com/kalidoscopi o/
facebook.com/ juliomay

 

Visita tu grupo

 

Índice deTrabajos especiales

 

INDEX

Visitaron Buascador argentino Lahormydoc:

Free Website Counter
Online Degree Programs

Visitaron Ediciones Battaglia Virtual: 

Free Website Counter
Free Counter 

 

Visitaron esta sección